Deporte y salud Deportes

Salimos a correr ¿ciudad o montaña?

28 febrero, 2014

A diario vemos gente corriendo por la ciudad, ya sea por falta de tiempo, por gusto personal o falta de espacio. Si encontramos un recorrido bueno que no nos haga parar continuamente ni perder el ritmo es perfecto, aunque el tráfico y la agitada vida de la urbe a menudo lo hace difícil.

No obstante, hay ventajas y desventajas de correr por la ciudad y un montón de beneficios de correr por la montaña.

Una de las principales ventajas de correr por la ciudad es la comodidad de salir de la puerta de casa y empezar a correr, sin tener que desplazarnos a ningún sitio y sin perder tiempo, si además tenemos un parque cerca de casa mucho mejor, al disfrutar de la carrera en el parque evitamos los coches y hay menos contaminación.

Al correr por ciudad también podemos hacer entrenamientos más específicos e ir esquivando obstáculos urbanos: subir y bajar escaleras, cuestas, parar, arrancar y acelerar. Estos elementos ayudan a mejorar la carrera y dan variabilidad, además de estabilidad en el tobillo y mejora de equilibrio. Si estamos cansados, podemos hacer recorridos alternativos e improvisar evitando elementos como los mencionados.

La principal desventaja de correr por la ciudad es el peligro del tráfico, hay que ser precavido al cruzar calles y pasos de peatones, es preferible buscar calles poco transitadas evitando los atascos y el follón del centro. Los parones es otra de las desventajas si buscamos trabajar la capacidad aeróbica, con los cambios de ritmo en la ciudad es complicado, ya que hay que ir acelerando y decelerando para cruzar o esquivar.

También la contaminación es un factor a tener en cuenta, aunque no veamos mucho humo por algunas partes de la ciudad, hay contaminación por todos los lados y meter ese aire menos limpio en los pulmones se nota. El correr por superficies duras como el asfalto o las aceras puede castigar mucho nuestras articulaciones, la carrera por césped o tierra no es tan agresiva y podemos evitar lesiones como la típica tendinitis o periostitis del corredor.

¿Conoces los beneficios de correr por la montaña? Durante los meses de frío la mayoría de los corredores entrenan por la ciudad, con la llegada del calor, muchos de ellos entrenan en la montaña buscando los beneficios del aire libre, hay que ser conscientes de los peligros del terreno y para poder solventarlos debemos ir preparados con equipo acorde a la climatología y al terreno donde vayamos a entrenar. La libertad es un factor a tener en cuenta, disfrutar de la naturaleza y experimentar sus sensaciones en solitario rompiendo así la rutina de la estresante ciudad.

La oportunidad de correr en la montaña nos proporciona muchos beneficios físicos e incluso en la respiración, libre de contaminación. También aumentamos la fortaleza, el terreno de la montaña suele ser un continuo tobogán con muchos desniveles para fortalecer las piernas así como para entrenar nuestra técnica de carrera, tanto en subidas como en bajadas, produciendo cambios de ritmos, anudando a nuestro cuerpo a buscar y lograr una recuperación mucho más rápida, consiguiendo incluso bajar las pulsaciones en reposo.

Correr por la montaña es sinónimo de intimidad, descubrirás tu fortaleza y debilidades, para plantear una carrera con alto nivel de exigencia que te ayude a disfrutar.

¿Ciudad o montaña? ¡¡ Tú decides, corre y disfruta!!

    Deja un comentario