Deporte y salud

Praxiología motriz, la lógica interna del juego en función de sus relaciones comunicativas

20 diciembre, 2016

Existe una ciencia que aporta sentido y orden a los procesos comunicativos existentes en el ejercicio físico. Dicha ciencia es la denominada praxiología motriz de Parlebas (2008).

Dicho autor asegura que el ejercicio físico obliga a hacer una reflexión sobre la metacomunicación motriz que se produce durante el mismo dada su trascendencia, transformación y poder transformador, así como la necesidad de reflexionar sobre ella misma para entender y acotar las diferentes manifestaciones de ejercicio físico que se pueden llevar a cabo.

El proceso comunicativo se lleva a cabo en cualquier acción motriz con una lógica interna basada en unas variables fijas que pueden dar lugar a numerosas permutas. Según Lagardera y Lavega (2004), la acción motriz se manifiesta en las actividades físicas con una diferente lógica interna según la práctica que se esté realizando y sus variables fundamentales a tener en cuenta son la incertidumbre, la cooperación y la oposición. Como se puede observar en la figura 17, existe una muy diferente configuración de posibilidades sociomotrices o psicomotrices.

motriz

Según la aplicación de estas variables, un ejercicio físico psicomotriz será aquel en el cual no existe comunicación con cooperantes ni opositores, sin embargo podría, o no, existir comunicación con la incertidumbre. Mientras que un ejercicio físico sociomotriz será aquel en el que, habiendo incertidumbre, o no, siempre existe una relación con otro participante, bien sea de cooperación, oposición, o de ambas al mismo tiempo.

La lógica interna sociomotriz cooperante produce combinaciones de cooperación sin adversario, cooperación con adversario, y ambas anteriores con, o sin incertidumbre. La lógica interna sociomotriz no cooperante tiene únicamente la opción de adversario con o sin incertidumbre.

Sin duda, cualquier acción motriz requiere un proceso psicomotriz de comunicación intrapersonal, pudiendo ser, además, también un proceso sociomotriz, y habiendo muchos casos particulares donde puede haber detalles que generen cierta confusión por el canal comunicativo, ruidos, filtros o feedback de la comunicación que se produce durante el ejercicio físico.

En cualquier caso, lo que parece ineludible es que se trata de una clasificación de ejercicio físico en base a la comunicación básica producida desde el conjunto de relaciones en la conducta motriz.

Éste análisis permitirá clasificar los deportes o prácticas físicas que obligan a realizar un tipo de comunicación u otro, para después escoger una lógica interna de una práctica física en función de objetivos concretos con los que se pretenda reiterar y mejorar un proceso comunicativo.

    Deja un comentario