EFAD

El “acomodamiento” de Di Maria: La solución de Ancelotti

7 febrero, 2014

La temporada no está siendo fácil para Ángel Di María. A pocos días de cerrarse el mercado de fichajes el argentino era el principal candidato para abandonar el club. Sin embargo, para sorpresa de todos fue Ozil, camino de Londres, el que dejó de vestir la camiseta blanca. Desde ese día y con el fichaje de Bale e Isco, principalmente, todos le daban a Ángel un papel secundario en esta temporada.

La presión que ha soportado el jugador durante esos meses, la dudas respecto a su posición y su juego, dan como resultado el ya famoso “acomodamiento”, del que hablábamos en un artículo anterior, que supuso que se abriese un fuerte debate sobre si Di María debía ser sancionado por el club y castigado, en forma de ser apartado del equipo, por su entrenador. Finalmente, ni el club, que llegó a abrir un expediente sancionador, ni el propio entrenador que no le dio importancia al hecho “sancionaron” al jugador.

Y aquí debemos centrarnos en el actuar de Carlo Ancelotti y la gestión que hace de todo ello. Después de un inicio de temporada con algunas dudas en lo “futbolístico”, no así de resultados, Carlo encuentra un sistema de juego que sigue dando resultados pero que viene, además, acompañado de buen juego avalado por público y prensa. Esto lo consigue con un sistema 4-3-3: con línea de tres en el medio formada por Khedira, Xabi y Modric y una línea de ataque con Cristiano, Benzema y Bale (como dijimos en su día es en una posición “por fuera” dónde mejor ha rendido el galés: ¿Dónde metemos a Bale?). Pero la lesión de Khedira en un partido internacional de su selección frente a Italia el pasado mes de Noviembre hace que Carlo se vea obligado a introducir nuevas variantes y jugadores en el equipo.

De este modo, el sistema pasa a ser un 4-2-3-1 con Xabi y Modric de medio centros y dónde Di María se debe hacer un hueco en las tres posiciones de arriba entre Illarra, Isco, Jesé, Bale y Cristiano. Sin embargo, este sistema no es del todo satisfactorio para el Real Madrid que se deja un empate en Pamplona y sufre para conseguir la victoria en Valencia (jornadas 16 y 17 de Liga). La siguiente jornada de Liga será el encuentro, ya comentado, frente al Celta de Vigo donde Di María fue titular, jugando en línea de tres por detrás de Benzema.

Así que Carlo Ancelotti, a pesar de las últimas victorias, y tras el encuentro con el Celta de Vigo se encontraba con un doble problema: el juego del equipo no era el deseado y surgía el caso Di María.

La realidad es que, pasado más de un mes, Carlo Ancelotti ha dado solución a ambos problemas y ambas soluciones han pasado por recuperar a Di María “para la causa”. Era evidente el malestar en la afición por el gesto de Di María, sin embargo, el entrenador no quiso darle importancia a este hecho más allá de considerarlo un calentón del momento. Además, Carlo ha tenido muy en cuenta el calendario del mes de Enero y así, en el siguiente partido del Real Madrid, tres días después del “gesto” del argentino, en casa, contra el Osasuna en partido de Copa, Di María no disputó ni un minuto. El italiano era consciente que hacerle jugar era exponer a su jugador a un juicio público con resultados impredecibles.

Sin embargo, no tardó Carlo en devolverle a la titularidad y así fue en los cuatro partidos siguientes del equipo, en los que el calendario hace que el Real Madrid los dispute fuera de su estadio: Espanyol y Betis en Liga donde Carlo vuelve a emplear el sistema 4-3-3, tras la lesión de Khedira, con el argentino acompañando a Xabi y Modric; y en la vuelta de octavos en Copa ante Osasuna (si bien el sistema que emplea Carlo Ancelotti en este partido fue un 4-2-3-1 con Isco de falso nueve y Di María en línea de tres pero por dentro) y la ida de cuartos de Copa ante el Espanyol.

El primer partido de Di María frente a su afición es el día 25 de enero ante el Granada, Jornada 21 de Liga, donde el argentino volvía habiendo realizado buenos encuentros y con el equipo consiguiendo un mes de Enero perfecto.

Con Di María formando línea de tres junto a Xabi y Modric el equipo ha vuelto a encontrar el equilibrio y buen juego que logró antes de la lesión de Khedira, con el zurdo argentino en una posición más retrasada a lo habitual en él, dotando de un trabajo de desgaste en el medio campo y ayudando en ambas transiciones, ataque-defensa y defensa-ataque.

En poco más de un mes, Carlo Ancelotti ha conseguido que se olvide el gesto de Di María y de ser pitado y a expensas de ser sancionado por el club, a acabar ovacionado por su afición.

La solución Di María es un mérito que hay que apuntar en el haber de Carlo Ancelotti.

    Deja un comentario