EFAD

Mundial 2014: Lucha de estilos

23 junio, 2014

El campeonato del mundo de fútbol resulta siempre la mejor “pasarela” en el mundo de este deporte: jugadores, entrenadores, preparadores físicos muestran sus mejores recursos pues saben que se trata del hito más grande que existe en su ámbito.

El Mundial de Brasil, que pasará a la historia como el Mundial más caro hasta la fecha, ya antes de comenzar, va a ser sin duda una exhibición de diferentes y variados aspectos relacionados con el balompié.

Sin embargo, en este post el objetivo es plantear la confrontación de estilos o modelos de juego que se van a apreciar en los próximos días.

Para esta confrontación de estilos, aunque resulte tremendamente reduccionista y extremadamente simple, partiremos de una diferenciación básica: el control del juego. Tras los éxitos del fútbol español (abanderados por el combinado nacional o el FC Barcelona principalmente), hasta hace poco tiempo se produjo un fenómeno de imitación en muchos clubs y selecciones nacionales por un modelo de juego donde el llevar la iniciativa era una preocupación vital. No obstante, en las últimas fechas y dentro de nuestra propia Liga esta evolución ha generado dudas (Atlético o Real Madrid grandes triunfadores de la última temporada tienen apuestas discordantes con esta propuesta) y en el viejo continente se aprecia una modificación de pensamiento importante.

Evidentemente, España seguirá por esta línea de “defender atacando”, a pesar de la derrota del primer partido. Veremos sus resultados pues como ha ocurrido en la Liga BBVA con el FC Barcelona, los rivales estudian y preparan los partidos cada vez mejor para combatir esta propuesta y no resulta complicado dificultar sus ataques con 11 jugadores por detrás de la pelota. Lo difícil es encontrar alternativas a esas defensas y en esta tesitura está el cuerpo técnico español, presionado además por una necesaria victoria en el próximo partido frente a Chile.

Posiblemente (se demostrará con el discurrir del campeonato), la Argentina de Sabella, la Colombia de Peckerman, la Alemania de Löw o la Holanda de Van Gaal serán equipos alistados en esta línea denominada “española”. Obviamente a priori y basándonos en la forma de trabajar de estos entrenadores.

En la vertiente contraria, comandadas por la gran favorita Brasil podemos encontrar por ejemplo a la Inglaterra de Hodgson, la Uruguay de Tabárez o la Suiza de Hitzfeld. No son equipos que se encuentren cómodos teniendo el control del juego, ni siquiera Brasil opta por hacerlo y eso que dispone de futbolistas de enorme talento.

Sin duda alguna, el campeón del torneo volverá a marcar tendencia y en los próximos años los equipos evolucionarán en función del triunfador del campeonato porque al final el resultado justifica los medios empleados y sino que se lo pregunten a la selección italiana o brasileña en el Mundial de España, equipos antagónicos en sus planteamientos.

    Deja un comentario