EFAD

Ribery ¿”Balón de Oro”?

7 noviembre, 2013

El FIFA Balón de Oro 2013 parece tener un gran favorito: el jugador francés del Bayern de Múnich, Franck Ribery. De hecho, ya fue elegido como mejor jugador de la UEFA 2012/2013. Tras la concesión de ese trofeo, el Diario El Mundo el pasado 29 de septiembre ya titulaba entonces “Ribery, directo a por el Balón de Oro” 

Los criterios para adjudicar el FIFA Balón de Oro vienen descritos en el artículo 9 del reglamento del trofeo. Estos son: “los resultados obtenidos individual y colectivamente durante el año en consideración, la clase del jugador (talento más juego limpio), su carrera profesional y la personalidad y carisma que posee”. Como se aprecia un amplio catálogo de factores para decidir un galardón impregnado de subjetividad.

Parece claro que entre los tres grandes candidatos (Messi, Ronaldo y el mencionado Ribery) la balanza se puede inclinar por el francés como consecuencia de sus títulos colectivos, puesto que la pasada temporada el Bayer de Múnich se proclamó campeón de la Bundesliga, Copa alemana, Champions League y Supercopa de Europa.

De sus prestaciones individuales no se puede deducir que fuese su mejor año: no es la temporada que más partidos ha jugado (28) ni ha marcado más goles (11) ni ha dado más asistencias (15). Lejos quedan sus números de la temporada 2007-2008 en el club bávaro en la que disputó 46 partidos, hizo 20 goles y dio 19 asistencias de gol.

En cuanto a logros individuales (partidos, goles…) el galo está por debajo del argentino y del portugués. Lo que sí es cierto es que Ribery ha tenido una incidencia directa en el “póker” de títulos del Bayern durante el presente año.

Además, a sus 30 años, y por su trayectoria, puede ser el momento de reconocer los méritos adquiridos mostrándose (como describe el reglamento del trofeo) como un jugador con enorme carisma y personalidad. Ribery sufrió un grave accidente de tráfico con apenas 2 años, del que quedan secuelas en su rostro, y que le dejó cerca de la muerte. Dichas heridas fueron motivo de mofa en su infancia y según confesión propia “le volvió más fuerte”. Así estamos ante un claro ejemplo de superación personal.

Su trayectoria deportiva no ha sido fácil: Boulogne, Alés, Stade Brestois, Metz…clubs de segundo o tercer nivel hasta llegar a la cima lo que consiguió emigrando a una liga como la turca (Galatasaray) para volver a Francia (Marsella) y consagrarse, finalmente, en Alemania.

Sin embargo, surgen dudas al respecto de la adjudicación del título de mejor futbolista del planeta desde muchos ámbitos. Así, incluso su compatriota Gerard Houllier que fue director técnico del combinado galo, en la propia revista France Football afirmó que: Ribery sin duda es un líder táctico, un gran jugador, con capacidad de hacer la diferencia y trabajar para el resto del equipo. Pero no es un jugador de clase mundial que haga ganar al equipo como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo“.

Habrá que esperar la resolución definitiva, pero a poco más de un mes de la concesión del galardón hay un candidato por encima del resto: FRANCK RIBERY.

 

    Deja un comentario