EFAD

¿Dónde “metemos” a Bale?

29 octubre, 2013

Esta será la pregunta que muchos aficionados se estarán haciendo en las últimas semanas. Confirmado el fichaje de Gareth Bale por el Real Madrid, Kristian Walsh en The Telegraph realizaba un certero análisis sobre cómo encajaría en el sistema de juego del Real Madrid y su coincidencia en el equipo de un jugador de características similares, Cristiano Ronaldo, que, en principio, jugaba en su misma posición:

El artículo se centraba en la evolución de Gareth Bale en sus temporadas en el Tottenham desde su posición de lateral izquierdo hasta convertirse en el jugador que todos conocemos. Pero ¿cómo acomodar este jugador en un equipo como el Real Madrid con jugadores de mucha calidad en las posiciones que puede cubrir Gareth Bale? (Kristian Walsh además incluía la opción de Özil en el equipo, pues su traspaso se anunció un día después, lo que dificultaba aún más la incorporación del galés en el once del equipo).

 

fot1

El artículo mostraba una serie de mapas de calor como el que mostramos ahora para plasmar la evolución de Gareth Bale. Esta imagen muestra el partido de Bale contra el Hull en octubre de 2008 con derrota para el Tottenham por 1-0. Como vemos su influencia en el campo se circunscribía casi en su totalidad a la banda izquierda.

Es André Villas-Boas quién en la temporada 2012/2013 da a Bale la confianza para jugar en una posición más libre por detrás del delantero. Este hecho supuso que el galés anotase 26 goles y que fuera capaz de jugar en las tres posiciones por detrás del delantero rindiendo a un gran nivel.

Carlo Ancelotti, por su parte, a su llegada al Real Madrid y con el fichaje del galés, se encuentra con dos jugadores magníficos, similares, Cristiano y Bale, con el galés, eso sí, con mayor versatilidad para jugar en otras posiciones.

FOT2

Otros cuatro mapas de calor incluía el artículo de Kristian Walsh para entender las similitudes de Cristiano y Bale: los dos mapas de calor superiores pertenecen a Ronaldo. El de la izquierda es de una victoria por 4-0 sobre el Getafe en enero, en el que marcó tres goles. El de la derecha es en la victoria del Real Madrid por 2-1 sobre el Real Betis en la primera jornada de Liga. Los inferiores son de Gareth Bale, el de la izquierda es de su actuación, hat- trick, ante el Aston Villa, el de la derecha es de su partido contra el West Ham en febrero. Como se puede ver ambos jugadores abarcan la zona izquierda de su equipo como posiciones más centradas.

Si Cristiano, como parece lógico, seguirá ocupando la banda izquierda del ataque del Real Madrid, ¿Gareth Bale debe situarse en posiciones más centradas como lo hacía en el Tottenham u ocupar la banda derecha del ataque madridista?.

El propio Ancelotti la semana pasada en el programa El Larguero de la Cadena Ser afirmaba sobre Bale: “Sí, le preguntas al jugador y te dice que prefiere jugar por la derecha. Creo que le gusta salir por la derecha para disparar con la izquierda”.

Así lo ha dispuesto Ancelotti principalmente en los partidos disputados esta temporada y en concreto en los dos últimos antes del clásico ante el Málaga en Liga y la Juventus en Champions. Si bien, el pasado sábado, ante el F.C. Barcelona, Ancelotti sorprendía con un 4-3-3 con Bale jugando de falso nueve (circunstancia ésta que sí puede considerarse novedosa respecto al galés) flanqueado por Di María en banda derecha y por Cristiano en banda izquierda.

Pero el problema que se encuentra Carlo Ancelotti es que en posiciones de centro por detrás del delantero, si no sigue manteniendo el 4-3-3 con Bale de falso 9, es que tiene a un jugador como Isco, que además puede flotar en diversas posiciones y a un jugador, promesa del club y con facilidad de cara al gol, como Jesé. Y en banda derecha se añade el gran inicio de temporada del argentino Di María. ¿A quién quitar entonces? o ¿hará Carlo Ancelotti una variación táctica para encajar todas sus piezas?.

Acabemos dando respuesta, por lo tanto, al título de este artículo y lo hacemos volviendo a la comparación con Cristiano que con características parecidas siempre juega por fuera, o al menos es dónde mejor rinde. Y, quizás, el fútbol español no sea el indicado para que Bale ocupe posiciones más centradas si pensamos además en su despliegue físico, calidad técnica y potente disparo.

  • Reply
    P
    29 octubre, 2013 at 2:01 pm

    Magnífico y esclarecedor artículo.

    Y entonces la siguiente pregunta será ¿era Bale necesario?

Deja un comentario