EFAD

Rudi García, camino de su segundo milagro

29 octubre, 2013

Si observamos el panorama europeo de las grandes ligas futbolísticas hay un dato que nos llama la atención: en el Scudetto hay un equipo que ha logrado 9 victorias en 9 partidos, 23 goles a favor y tan sólo uno en contra. Unos números que asustan. Detrás de esos resultados hay un equipo y un entrenador: AC ROMA y RUDI GARCÍA.

El club romanista lejos de sus épocas más gloriosas, fue adquirido por el adinerado italo-estadounidense James Palotta que vendió a tres de sus mejores jugadores (Lamela, Marquinhos y Osvaldo) y entregó un equipo en decadencia al francés de origen español Rudi García. Él es, sin duda, el elemento clave de la trayectoria del equipo romano.

Rudi García fue quien hizo campeón de Liga y Copa al Losc Lille en 2011 en Francia, tras más de 50 años sin conseguirlo. “El Sargento”, como así le denomina la prensa transalpina consiguió convertir en equipo ganador a un club cuyos éxitos más cercanos eran muy lejanos en el tiempo. Esto es lo que ha comenzado a construir de nuevo en la capital de Italia: un equipo campeón. Los “giallorossi” sólo han logrado el campeonato italiano en tres ocasiones, la última vez en 2001.

Los paralelismos entre Lille y Roma son evidentes. No sólo estadísticamente sino en el modelo de juego y futbolistas empleados. En ambos casos, García, admirador confeso de Löw y Guardiola, empleaba y emplea un mismo sistema de juego: 1-4-3-3. Su pretensión, en sus propias palabras es “hacer un gol más que el contrario”.

sistema de juego ACRoma

En la portería ha reactivado a un veterano como Morgan De Sanctis (como el Lille con Landreau), arquero sobrio que transmite equilibrio y seguridad. Utiliza dos laterales con mucho recorrido como son Maicon y Balzaretti (en Francia fueron Debuchy y Beria) y dos centrales muy fuertes y atléticos como Benatia y el brasileño Castán (Chedjou y Basa en Lille). Como se puede comprobar las características de todos estos futbolistas no difieren en mucho.

En mediocampo su protagonista principal, elemento clave y capitán en ausencia de Totti, es Daniele De Rossi que ha recobrado toda su fuerza y se encuentra a un nivel extraordinario. El pasado verano tenía la intención de abandonar el club pero Rudi García lo convenció para no hacerlo. Es su Mavuba del Lille (también capitán en aquella época).

Por delante de De Rossi se alinean futbolistas con calidad y llegada, sobre todo esto último (en Francia fueron Pedretti y Belmont), como el zurdo holandés Strootman y Pjanic (elemento clave en estrategia ofensiva por su magnífico disparo).

En vanguardia, por último, ha recuperado al veloz Gervinho (ese ya estaba en el Lille campeón; hasta ese punto hay coincidencias). Él y el hábil Adem Ljajic (ocuparía la posición del actual jugador del Chelsea, Hazzard) juegan como extremos en su 1-4-3-3. Por dentro el sitio lo tiene reservado el estandarte del club, el gran Francesco Totti. Renovado este septiembre por Rudi García y el único superviviente del último scudetto del club con Capello al mando en 2001.

Precisamente Fabio Capello, cuando dirigía a la Juventus de Turín, es quien ostentaba desde la temporada 2005-2006 el record de victorias en el Scudetto, 9 de 9. Este es el registro que acaba de igualar la Roma de García y que superará el jueves 31 de octubre si es capaz de derrotar al Chievo Verona en el Olimpico romano. La Juventus en aquella décima jornada fue derrotada 3-1, por el AC Milan que dirigía entonces Carlo Ancellotti. Si el equipo del “Sargento” lo consigue estará más cerca de su segundo milagro futbolístico: hacer campeón a un equipo “perdedor”.

 

Enrique Falcón Cercadillo

    Deja un comentario